La receta de tarta de limón más ligera para superar la rentrèe

Kaiku Sin Lactosa ha preparado la receta de tarta de limón perfecta. Una deliciosa propuesta más ligera del tradicional Lemon Pie, sin gluten ni lactosa, para superar la vuelta de las vacaciones de verano.

Volver de las vacaciones tras haber disfrutado de unos maravillosos días de desconexión siempre es un momento poco apetecible. Para sobrellevar la rentrée y motivarnos en los primeros días de la vuelta a la rutina, Kaiku Sin Lactosa ha preparado la receta perfecta: la Tarta de Limón más ligera y deliciosa.

Esta tarta de origen inglés está compuesta por una base crujiente que acompaña a la crema cítrica y al merengue. Kaiku Sin Lactosa – la gama de productos sin lactosa, ricos y ligeros – propone una variante del tradicional pastel Lemon Pie apta para todos los públicos, por ser sin lactosa y sin gluten.

Tiempo de preparación: 40 minutos
Tiempo de cocción: 20 minutos
Personas: 6 personas
Tipo de cocina: francesa / dulce

Tarta de limón sin lactosa y sin gluten

Ingredientes

Para preparar la base del pastel:

145 gramos de harina de almendras o de avena
2 cucharadas de aceite de coco
1 huevo grande
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
Para el relleno de limón
3 yemas de huevo
90 gramos de miel
200 mililitros de agua
2 limones, el zumo y la ralladura
50 gramos de maicena
50 gramos de aceite de coco
2 cucharadas de leche sin lactosa de Kaiku Sin Lactosa

Para el merengue:

4 claras de huevo
1 cucharada de agua
2 cucharadas de miel
1/2 cucharada de zumo de limón
1 pizca de sal

Elaboración

Paso 1: una base crujiente

Para preparar la base de esta lemon pie, mezclamos los ingredientes en una batidora o a mano, hasta que se forme una pasta. Colocamos la mezcla en un molde circular apto para horno apretando bien de manera que se compacte y la metemos en el frigorífico durante 15 minutos. Pasado este tiempo, horneamos 175 grados durante un cuarto de hora. ¡Crujiente y lista!

Paso 2: la crema de limón más ligera y deliciosa

Para la crema de limón, mezclamos las yemas de los huevos junto con la miel hasta conseguir un resultado homogéneo. A continuación, la calentamos en un cazo a fuego medio-bajo.

En un vaso aparte, mezclamos la maicena con la leche Kaiku Sin Lactosa y le añadimos la preparación del cazo junto con el agua, el jugo de limón y su ralladura. Removemos la mezcla sin parar hasta que empiece a espesar, y entonces retiramos del fuego y seguimos removiendo para evitar grumos. Por último, añadimos el resultado sobre la base de la tarta y reservamos en la nevera.

Paso 3: el merengue

Batimos las claras vigorosamente junto con el resto de ingredientes hasta que espese lo suficiente como para que no goteen las varillas. Esto es fundamental para lograr esa textura esponjosa y esa consistencia tan especial que hará las delicias de nuestros amigos.

Colocamos una capa generosa de merengue sobre la crema de limón con una cuchara, con una manga pastelera quedará mucho mejor. Finalmente, introducimos la tarta de limón unos minutos en el horno para que se dore el merengue y ¡voilá!.

Publicado en: Actualidad