El nuevo reloj “Joséphine” de Chaumet es un homenaje a la emperatriz

Figura de la moda y gran amante de las joyas, Joséphine de Bonaparte acentuaba su aspecto con piezas singulares, tan creativas como elegantes. Combinando el arte de la línea y el virtuosismo, las creaciones de la Maison reflejan el gusto de su inspiradora, y los relojes no son una excepción: el refinado tesoro encargado en 1811 para la nuera de la emperatriz anunció la llegada del reloj de pulsera.

La colección Joséphine se actualiza con creaciones que reflejan las múltiples facetas de la personalidad de la Emperatriz, la primera gran clienta de Maison Chaumet. Las joyas de Joséphine Aigrette y Joséphine Ronde d’Aigrettes se asocian en un reloj de forma única, que evoca a una emperatriz como icono de la moda.

JOSÉPHINE AGRIETTE
El arte de usar un reloj de manera diferente

En oro blanco o rosa, pavé o no, en cuero para el día, satinado para la noche, y con esfera blanca o negra o completamente en pavé de diamantes, el reloj joya Joséphine Aigrette es una expresión de la virtud y la importancia de cuidar los detalles de la maison Chaumet. Reinterpretando el arte histórico del trampantojo de la Maison, el motivo de la pera aparece en el índice engastado con un diamante de talla brillante y adorna la esfera con su faceta gráfica.

Maison Chaumet

Desde su creación en 1780 en París, la historia de Chaumet se funde con la de Francia, convirtiéndose muy pronto en el joyero oficial de la emperatriz Josefina. La experiencia de la Casa en la Alta Joyería se ha transmitido de una generación a otra durante casi 240 años. Creadas en el corazón de la Place Vendôme, las creaciones de joyería y relojería reflejan este saber hacer excepcional y dan testimonio del sabor de París.

Publicado en: Accesorios, Actualidad