Dime de qué país eres y te diré cuales son tus rutinas de belleza

ARCHANGELA natural beauty

COSMETICA COREANA
La diferencia principal entre la cosmética coreana y el resto del mercado es la rutina, en Corea los pasos que se llevan a cabo para mantener una piel saludable y cuidada son mucho más extensos que en Europa e incluso que en otros países asiáticos.
En Corea, el ritual de belleza consta de siete a diez pasos, mientras que en España es mucho más simple: un limpiador y una crema.
La importancia de cuidarse la piel en Corea pasa por todo lo que decimos y la cantidad de pasos para los que no siempre se tiene tiempo, pero que, gracias a productos 2 en 1 o 3 en 1, que están importando del mundo occidental, resultan mas ligeros. Pero hay que entender que la vivencia de estos rituales largos es de un cierto disfrute y de dar a la piel y al cuerpo lo que merece. No se vive como una carga.
No hay que olvidar que, para una mejor absorción, con frecuencia alargan los tiempos entre un producto y otro. Eso indica como es su vivencia y dedicación a la cosmética…
Ahora, la cosmética coreana se está abriendo hueco en el mundo a pasos agigantados, pero la tradición viene desde muy lejos, puesto que en Asia llevan muchos años trabajando esta parte de su cultura, es una costumbre arraigada que forma parte de su día a día.
Es muy importante cuidarse la piel y el aspecto “ritual” es común a otros países como Japón o China, pero con protocolos vividos con placer tienen algo de sagrado: es como un tiempo y espacio con valor en si mismo para mi piel. Si dedican 20 minutos, les relaja y hace sentir bien.
No es solo un medio para conseguir un fin, concepto más europeo o americano. No hay un sentido tan funcional.
A diferencia de Europa, las mujeres coreanas utilizan el maquillaje para verse más guapas o para potenciar sus puntos fuertes, pero nunca para tapar nada, la piel tiene que estar bien de base.
Aunque son muchos los cosméticos de belleza coreanos demandados en España, las mascarillas y la “BB Cream”, son los productos que mas han penetrado en el mercado español.
La protección solar, un producto que en Europa normalmente solo se aplica en los meses de calor, cuando se va a tomar el sol a la playa o a la piscina, es empleada por las coreanas a diario, puesto que se utiliza, tanto en invierno como en verano, al igual que, tanto si estás en un recinto cerrado como al aire libre. Este uso ya se ha extendido al mundo occidental.
Rutina de belleza coreana, tras la limpieza exhaustiva y el tónico, viene la loción que es el producto por excelencia. Tienen la piel muy fina, no suelen aguantar muy bien las fórmulas grasas, pero les encanta que los cosméticos contengan muchos activos. La única manera de conseguirlos es a través de productos muy ligeros aplicados en muchos pasos. Así que la loción es el primer cosmético que se aplica tras la rutina de limpieza.  Algo ligero base acuosa con funciones variables hidratar, proteger, antiradicales…Por su parte, la cosmética natural es algo que responde a un estilo de vida que cada vez consume más gente, pero la creencia allí es que la diferencia entre la cosmética industrial y la natural reside en que, con la primera los resultados son inmediatos, mientras que, la segunda, prepara la piel para que a largo plazo se vea bien. A las mujeres coreanas les gustan ambos tipos. Mi opinión frente a esta idea es que la buena cosmética natural se nota en la piel a muy corto plazo. En Corea hay marcas de cosmética solo para hombres y les funciona muy bien. En Europa la cosmética ha empezado a considerarse ‘unisex’ pero el mercado femenino sigue muy por delante en consumo.
Fenómenos típicos de la cosmética coreana son el gusto por las monodosis, muy funcionales e higiénicas, pero no tan ecológicas. Y adoran las mascarillas, aunque esto también está calando en China.
La cosmética coreana tiene como finalidad tratamientos básicamente personalizados al milímetro. “Los coreanos crean productos que tratan problemas concretos y no solo para piel seca, mixta o grasa: son expertos en tratar poros dilatados, puntos negros o la falta de luminosidad. Combinan varios productos en una misma rutina, personalizada al 100%, para conseguir la piel perfecta. También el uso de algunas plantas como la centella asiática presente en la tendencia “cica”o el árbol de té son ampliamente difundidos ya en este país.  En Archangela, puedes encontrar el FLUIDO FITOAROMÁTICO DE ACEITES RAROS Y PRECIOSOS y el JABÓN EXFOLIANTE DE CÍTRICOS como ejemplo de la presencia de estos ingredientes. Como comentaba antes, la limpieza se refuerza con dos o tres pasos.
El precio de los cosméticos suele ser medio. No hay tantas marcas de lujo o de precio muy alto de consumo masivo.
Y la edad de consumo de cosméticos de cuidado facial es muy joven.  El público coreano no piensa solo en el envejecimiento. Este hasta ahora era un concepto más europeo o americano. La prioridad es tener una piel impecable sin importar la edad.
Además, se busca el equilibrio como reflejo del interior.
Es por ello que la combinación de tradición con tecnología es la norma.
CHINA
Hay que entender para hablar de la cosmética en este país, el concepto de belleza femenina.
Las mujeres han de ser unas eternas princesitas, con ojos grandes, nariz alta y boca pequeña. Y por supuesto la piel blanca, sin esta cualidad, lo anterior carece de importancia.
Esto de la blancura es común con otros países asiáticos como Japón o Corea.  Ningún ideal de belleza se contempla sin esta cualidad.
El consumo de cualquier producto orientado a este fin es muy alto, se busca la palidez y también la protección de rayos UV. Esta consideración estética es ancestral y en la antigüedad se asociaba al estatus social. En general, la media de gasto en cosmética en China es muy alta y hay muchas marcas de alta gama.La protección del frío también forma parte de esta cultura, se evita dejar entrar el frío en el cuerpo y esto viene de la medicina tradicional china. Las chinas beben agua caliente y toman jengibre para calentar el cuerpo. Evitan los helados y productos fríos.
En esta medicina se señala como culpables a los factores externos como los cambios de temperatura, la humedad, los ambientes secos, etc. Y se tratan de evitar o combatir y eso también se aplica al cuidado de la piel y a la belleza.
De hecho, se contempla de forma prioritaria en cosmética, productos antipolución, y que protejan de los factores ambientales. Tanto en cosmética como en maquillaje (con enorme tradición desde la China Imperial) se busca presentar un aspecto de mujer encantadora y ligeramente frágil, pálida y de rasgos pequeños. Todo muy “cute”. Los usos cosméticos no son idénticos a Corea y Japón, ya que aquí la limpieza siempre ha de ser suave sin tantas fases y el producto por excelencia es el tónico o producto acuoso para después de la limpieza que asegura el cierre de los poros y la protección de la función barrera y medioambiental y prevenir la irritación.
.
A nivel cosmético, los ingredientes botánicos son una parte fundamental de su formulación. Ancestrales y exóticos componentes como el polvo de perlas, usado en la China imperial sustentan sus principales tónicos, sérums y cremas. Ingredientes clásicos en sus formulaciones tradicionales como camelia, poria cocos siguen presentes hoy en día tanto entre los ingredientes cosméticos chinos como coreanos y japoneses.
En cuanto a sus pasos, son menos que en Corea pero muy concienzudos: limpieza, tónico, contorno, aceite, crema y loción con tratamiento. 
COMPARATIVO COREA, CHINA y JAPÓN
JAPÓN
También basada en la medicina tradicional pero radicalmente influida por la innovación tecnológica, la cosmética japonesa que busca simplificar al máximo los pasos de la rutina de cuidado de la piel.
A diferencia de las tradiciones china o coreana, la japonesa busca simplificar la rutina creando productos multifunción, sin embargo, pasos como la doble limpieza, el uso de esencias (similares a los tónicos pero con propiedades más cercanas a las de los sérums) y la protección solar no faltan entre sus pasos reglamentarios.
La limpieza es un paso incuestionable, las mujeres japonesas comienzan y terminan el día limpiando su rostro: No se trata solo de la higiene, sino de la purificación de la piel para su correcta función y aproveche los beneficios de los cosméticos que se apliquen después.
Sin embargo, el equilibrio es el secreto de la cosmética japonesa y la limpieza es solo una muestra del cuidado de los detalles. Aunque defienden la limpieza en dos pasos, no caen en la sobre limpieza. Continuando con esa teoría, tampoco se utilizan cosméticos que aceleren la renovación de la piel de forma artificial: Una limpieza excesiva resulta agresiva para la piel eliminado capas necesarias que actúan como protección. La limpieza diaria suave pero correcta ayuda a lograr un ciclo de renovación natural. Este es su planteamiento. El producto básico en su rutina es  la loción. Va después de la limpieza y su función es la hidratar y preparar la piel para que absorba los beneficios del resto de tratamientos Protección del daño solar. Además de vivir en inmensas ciudades cargadas de polución y tener que protegerse de sus efectos sobre la piel, el sol es el otro gran factor de envejecimiento y con evitar el sol no es suficiente, hay que retrasar proactivamente el envejecimiento y usar protección solar. Para los japoneses, mantener la piel sana es la primera prioridad, por lo tanto, usan productos con SPF durante todo el año ya sea a través de una loción o la base de maquillaje.
Pero el cambio radical de la cosmética japonesa frente a la occidental es su predisposición a dedicarle tiempo a la piel, están dispuestos a cuidarla con esmero, incluso aunque apenas se tenga tiempo. Les encanta mimar la piel, lo toman como una forma de relajación y disfrutan del momento. Para completar la rutina, la innovación tecnológica es el complemento habitual para hacer eficiente el esfuerzo. les encanta usar dispositivos o herramientas mecánicas simples como un rodillo de masaje facial mientras se bañan.
 
La cosmética japonesa se podría resumir en pocos pasos, pero muy precisos e ineludibles con cosméticos elaborados en parte con ingredientes autóctonos (camelia japónica, aceite de arroz…), en parte los más punteros y de moda, refrendados por estudios científicos. Las herramientas complementarias, las lociones y el protector solar nunca pueden faltar. Con los citados ingredientes y concepto tenemos varios productos en ARCHANGELA como el ACEITE DE LA REINA y la CREMA DE ARROZ ( con aceite de camelia y de arroz) y  ACEITE EVANESCENTE DE LOS DUENDES  y FLUIDO FITOAROMÁTICO  (con aceite de camelia). USOS COSMETICOS NORDICOSLa sauna fue la primera rutina de bienestar que se extendió por el mundo desde los países nórdicos, concretamente desde Finlandia. Usada durante la Guerra Fría como despacho de negociaciones con la difunta URSS o para purificar a sus muertos en la antigüedad, el invento escandinavo demostró sabiduría ancestral y eficacia y fue adoptado por los spas fuera de sus fronteras. Han tenido que pasar décadas para que los nórdicos reivindiquen, de nuevo, su trono en el universo de la belleza.
Con la fiebre de las bellezas coreana y japonesa ya asentada, sus premisas son sencillas: se centran en una función por fórmula, buscan reducir la rutina diaria con pocos productos y beben de la naturaleza. El minimalismo que caracteriza la arquitectura de sus ciudades y su moda, cubre también sus productos. Desde un packaging sencillo, de líneas rectas y pocos colores, a la reducción de ingredientes.
Su conocimiento viene de lejos: se trata de zonas con temperaturas extremas y pocas horas de luz en invierno. La piel, ante estos agentes, se resiente. Los habitantes de estas áreas se valieron de lo que tenían a mano para protegerse. Las plantas autóctonas, los aceites naturales y los lagos les dieron la respuesta. Con extractos naturales y baños de contraste, miman y protegen su cutis desde hace siglos. Se basa en tradiciones, costumbres, hierbas y plantas..
Proximidad, superingredientes y mensaje calmado
Posiblemente la dificultad de movimiento que imponía el territorio en su momento, motivó que los formuladores se centrasen en los productos locales. Antes de que la tendencia eco se impusiese ante la alarma climática, los nórdicos ya manejaban el concepto de kilómetro cero. De ahí que los frutos rojos, las algas o incluso la presencia del agua sean importantes.
Entre los tesoros que ofrecen tierra y mar, se encuentran algunas hierbas silvestres autóctonas. Estas plantas han tenido que adaptarse al medio hostil para sobrevivir, y por ello son ricas en nutrientes para la piel. Su inmunidad es increíblemente fuerte: contienen más oligoelementos y vitaminas que aquellas cultivadas en entornos favorables.
Un ejemplo es la rhodiola rosea que nosotros utilizamos en nuestra MASCARILLA DE LAVANDA y NENÚFAR y que es un adaptógeno y además un neurocosmético.
El mensaje de estas marcas, además, coincide. Con el objetivo de limpiar, nutrir e hidratar, se centran en instruir a las usuarias de la importancia del uso diario. Eso sí, ninguna promete milagros, y apuestan por la constancia como método de mantenimiento y mejora de la calidad de la tez. Una arruga tarda años en producirse, y no podemos esperar que los resultados se vean antes de seis meses. Son muy prácticas y realistas.
Necesitan la naturaleza en su vida y eso determina sus usos y costumbres cosméticas.
Además, dan gran importancia al hogar y a madrugar para disfrutar en invierno de las pocas horas de luz. 
RUSIA
El mayor secreto de belleza ruso es la desintoxicación de los poros. Hay mucha preocupación por la congestión facial. En sus rutinas, es muy importante cualquier remedio que ayude a combatir ese problema. Desde planes de ayuno a base de zumos naturales, hasta tomar diuréticos cada semana, pasando por la sauna rusa conocida como banya.
El banya ruso termina con una ducha fría. Es lo que aquí conocemos como baño de contraste. Las mujeres aprovechan el ritual del banya para aplicar una mascarilla de yogur y miel. En las saunas más lujosas, las mujeres pueden disfrutar de un masaje mientras descansan. Normalmente, el masaje se hace con ramas de abedul, eucalipto y granos de café.
El aceite de espino amarillo también es un producto autóctono con gran valor para la cosmética rusa.
En Archangela lo tenemos presente en el FLUIDO FITOAROMÁTICO Y EL ACEITE DE BELLEZA DE LA REINA.
Y por último, otro accesorio imprescindible para una mujer rusa: el perfume. Las mujeres rusas sienten un amor desmesurado por los perfumes de gran lujo, conocidos como perfumes nicho o perfumes exclusivos. Se trata de fragancias poco conocidas, de firmas que mantienen la exclusividad gracias a la ausencia de publicidad. Se trata de que cada mujer se sienta única y especial y que no encuentre a otra en su entorno que lleve el mismo perfume, una situación claramente indeseable.
En general se da el gusto por los productos lujosos en el diseño-pakaging y exclusivos.
La exfoliación de cuerpo de hace de forma regular
Una de sus técnicas más populares es golpear la cara, las mejillas y la frente –literalmente– para restablecer la circulación sanguínea, humectar la piel y reducir los poros. Puede sonar extraño, pero este método da una apariencia fresca y rosada a la piel. Con respecto a mascarillas y tónicos, la rutina de belleza rusa se aleja de los químicos y apuesta por yemas de huevo, crema agria, leche e incluso mantequilla. Estos usos tradicionales los utilizan incluso en caso de enfermedad antes de acudir al médico. Estos ingredientes suavizan la piel y eliminan las arrugas. El jugo de pepino fresco su tónico limpiador predilecto. En lugar de usar jabón, algunas rusas usan agua de rosas, té de rosa mosqueta y manzanilla.
Además de las costumbres fieles a la tradición, la cosmética de alta gama tiene un lugar importante en las preferencias de las mujeres rusas. Se cuidan mucho y beben té todo el día y a cualquier hora. Tienen la ventaja de tener un físico magnífico de forma natural. El uso recreativo del maquillaje se consideraba censurable en la antigua Rusia soviética debido a su relación con los valores de la vida burguesa. Hoy en día, las mujeres rusas se cuidan y nunca salen de casa sin maquillar y estar con aspecto perfecto. El maquillaje y aspecto “arreglado” se hace evidente, pero no les importa. No necesitan tener ese look natural con un cuidado desenfadado como las francesas.
Siempre quieren mostrarse con una belleza sofisticada. Muy maquilladas y uñas perfectas.

La Dra. María José Martínez Caballero es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Zaragoza. Ejerce como médico desde hace más de veinte años, y su pasión por la cosmética se remonta a unos cuantos años en que empezó a buscar el punto en el que coinciden la salud con la belleza. Desde entonces la búsqueda imparable de activos en la naturaleza que lo contiene todo, y sus desarrollos con la biotecnología sigue siendo uno de sus objetivos en su vida profesional y personal.
Publicado en: Actualidad