Crioterapia y deporte: usos y beneficios para un atleta 10

La crioterapia se ha convertido en el mejor aliado para la práctica del deporte de alta intensidad, tanto como preparación antes del entrenamiento como para recuperar los músculos tras el ejercicio intenso. Cada vez es más común en deportes como por ejemplo el crossfit.

La crioterapia de cuerpo entero tiene muchos beneficios para los atletas y deportistas especialmente de alta intensidad. Estudios científicos demuestran los resultados de la crioterapia de cuerpo entero en el fortalecimiento del sistema parasimpático (descanso y reparación). Se recomienda por un lado utilizarlo por la mañana antes del entrenamiento ya que el frío estimula al sistema simpático primero, secretando adrenalina. Si el entrenamiento ha sido muy intenso, es indispensable otra sesión de crioterapia al final del día para recuperar y ayudar a disminuir el cansancio, la fatiga y el dolor muscular. La crioterapia de cuerpo entero ayuda a optimizar la recuperación del músculo después de cualquier actividad deportiva. Además, ayuda a desarrollar reflejos de control contra el frío que generan efectos positivos en toda una serie de patologías y lesiones. 

Por otro lado, la crioterapia localizada se utiliza para acelerar el proceso de recuperación de lesiones deportivas y para tratar dolores y tensiones en hombro, rodillas, lumbares, dorsales, espalda, etc. El efecto antiinflamatorio del frío permite aliviar los dolores articulares, musculares, tendinosos y ayuda a favorecer la cicatrización gracias a la producción natural de colágeno. Se puede dirigir a la zona deseada para aliviar y reparar el daño causado por el deporte o cualquier otra actividad.

Publicado en: Belleza