Verano es sinónimo de inesperado. Y, en Desigual, de sostenible.

Cada vez que nos ponemos delante del diseño de una colección tenemos una responsabilidad enorme. Pero cuando estamos delante de una colección de verano (estación colorida por antonomasia, favorita sobre todas las cosas y una definición pura de nuestros valores) esta responsabilidad es mayor. Sabemos que nos colaremos en looks que serán recuerdos inolvidables, en maletas ligeras que llegarán a lugares totalmente inesperados y en atardeceres, amaneceres, besos y abrazos que llevamos esperando meses.

Con este mindset hemos diseñado Summer Tale, una colección que, además de tener nuestra esencia libre, viajera y cómoda, es responsable en todos los sentidos. Diseñando prendas que
son looks de día, playa, ciudad, noche, y, si me apuras, sueño, con tejidos sostenibles en un proceso de confección totalmente consciente y focalizándonos en prendas reversibles.

Love the world.
Fibras recicladas de poliéster y poliamida, y materiales sostenibles como Lenzin Ecovero, Livaeco, Naia, algodón orgánico y BCI se cuelan en los diseños de nuestros bikinis, bañadores, vestidos, fulares, total looks y camisas diseñados para exprimir el verano. ¿Más información? Un diccionario te espera en la próxima página

Aloha!
En nuestras prendas se cuelan estampados coloridos de frutas y animales exóticos y juegos circulares de flores hipnóticas. Además, creamos un print muy especial con postales de amor anónimas que datan de mediados del S.XIX (1850-1880) conocidas como Valentine, hechas a mano a través de la técnica papercut, creamos un collage en el que se cuelan imágenes de Hawaii y colores que recuerdan al atardecer en la playa.

Poliéster reciclado y poliamida reciclada.
El poliéster y la poliamida recicladas provienen de materiales reciclados. De esta forma, disminuimos nuestra huella ambiental reutilizando materiales ya existentes y reduciendo el gasto energético durante su fabricación. Se trata de prendas duraderas y que se adaptan muy bien al cuerpo.

Lenzing Ecovero.
Las fibras sintéticas Lenzing Ecovero se producen a través de celulosa extraída de madera certificada y controlada con un uso muy bajo de energía y agua. Además de ser más sostenible, apenas se arruga y es muy agradable al tacto.

Livaeco.
Este tejido de origen natural procede de la celulosa extraída de bosques sostenibles. Su elaboración consume menos agua y reduce la emisión de gases de efecto invernadero. Se trata de un tejido muy fluido que se adapta al cuerpo y es realmente suave.

Naia.
La Naia es una fibra procedente de la celulosa que se extrae de forma responsable de diferentes bosques. Se obtiene de un proceso de fabricación de bajo impacto en un circuito cerrado y seguro con disolventes que se reciclan de vuelta al sistema para su reutilización. Un proceso de fabricación optimizado, del árbol a la fibra, y una huella de agua y carbono con bajo impacto. Son prendas cómodas y suaves, de secado rápido, muy fáciles de cuidar.

Algodón orgánico.
El algodón orgánico es más respetuoso con el medio ambiente crece en campos libres de insecticidas, pesticidas y fertilizantes químicos. Se trata de un tejido súper suave.

Algodón BCI.
Better Cotton Initiative (BCI) es el mayor programa de sostenibilidad de algodón del mundo, trabaja para mejorar y asegurar el futuro de la producción mundial de algodón.

Publicado en: Actualidad