Tres recetas sencillas para cocinar con niños

En plena rentrée y adaptándonos a esta inusual vuelta a la rutina, desde Kaiku Sin Lactosa y su gama de productos sin lactosa, ricos y ligeros, proponemos aprovechar los últimos días de vacaciones con los más pequeños con las recetas perfectas para elaborar con niños.

Además de involucrarles en las tareas del hogar, es una forma perfecta para divertirse en casa y para aprender sobre los alimentos que tomamos. Con ello, los padres se acercan más a sus hijos, los niños aprenden valores como trabajar en equipo y además estimulan la creatividad e imaginación.

Si hay algo que divierte especialmente a los más pequeños es poner las manos en la masa. Al igual que jugar con la plastilina u otros materiales, es una forma divertida de cocinar que reconocerán como un juego.

Por ello, proponemos realizar pizza casera porque además del proceso de elaboración, les encantará el resultado.

Para elaborar la masa necesitamos 1 kg de harina de fuerza, una nuez de levadura fresca, 600 gr de agua tibia, 2 cucharadas de aceite, sal y ¡a amasar! Cuando la tengamos lista, dejamos reposar durante dos horas.

Una vez la masa haya reposado, llega el mejor momento, ¡añadir los ingredientes! Esta es una tarea perfecta para los que les cueste más el momento de amasado. En nuestra pizza, pondremos una base de tomate frito, queso emmental rallado de Kaiku Sin Lactosa, y orégano. Una pizza ligera y sin lactosa.

TARTA DE NATILLAS DE CHOCOLATE SIN LACTOSA

Esta receta cumple tres objetivos: está rica, es sencilla y pueden elaborarla los más pequeños. Para prepararla, el producto protagonista serán las natillas de chocolate Kaiku Sin Lactosa que son más ligeras y sin lactosa.

Para elaborar esta tarta, perfecta para celebraciones, necesitaremos:

  • Tres envases de Natillas de chocolate Kaiku Sin Lactosa
  • 250 ml de nata para montar Kaiku Sin Lactosa
  • 100 ml de Leche Kaiku Sin Lactosa
  • 50 gr azúcar
  • Galletas
  • Gelatina neutra

Elaboración:

Antes de nada, hidratamos cuatro láminas de gelatina neutra en agua fría según instrucciones del fabricante. Mientras se hidrata, mezclamos el azúcar y la leche Kaiku Sin Lactosa calentada previamente. Una vez tenemos la gelatina hidratada, lo mezclamos con la leche y el azúcar hasta que se diluya completamente. Esta tarea es perfecta para los más pequeños.

Tras ello, añadimos tres envases de natillas de chocolate Kaiku Sin Lactosa en el bol con el resto de ingredientes, mezclamos y dejamos que se enfríe. Paralelamente, montamos la nata Kaiku Sin Lactosa. Un truco para que se monte mejor es que la nata esté bien fría.

Cuando tengamos la mezcla de las natillas frías lo mezclamos la nata montada con movimientos suaves. Ahora viene el mejor momento, ¡montar la tarta!

Usamos un recipiente ya se de cristal o gres, combinamos capas de la mezcla del chocolate con galletas previamente mojadas en leche Kaiku Sin Lactosa hasta llenar el molde. Tras ello, lo reservamos a la nevera al menos tres o cuatro horas y ¡a disfrutar!

BIZCOCHO PARA MERENDAR

Hay cosas que no fallan, como el clásico bizcocho de yogur de limón. Es una receta sencilla e ideal para que los niños desarrollen sus destrezas en la cocina. Uno de los secretos es usar como medida el mismo envase del yogur.

Para preparar este bizcocho que acompañará nuestras tardes de meriendas, necesitamos 1 yogur sabor limón Kaiku Sin Lactosa, una medida del envase de yogur de aceite de girasol, dos medidas de azúcar y tres medidas de harina. Ponemos todos estos ingredientes en un bol y batimos con varilla o batidora. Para niños, lo mejor es dejarles tiempo con la varilla y que consigan mezclar todos los ingredientes.

Después, engrasamos con mantequilla o aceite un molde, vertemos la mezcla y dejamos en el horno a 180º durante 30-35 minutos.

Tres sencillas y divertidas recetas ideales para que los niños jueguen y disfruten mientras cocinan antes de la vuelta al cole.

Publicado en: Estilo de vida