Siete motivos para hacer de tu habitación el probador perfecto

Lookiero revela siete razones de peso por las que convertirás tu habitación en el mejor probador del mundo
unnamed (2)

1. Un total look que es solo tuyo

¿Te acuerdas de esa falda ideal que te compraste el año pasado? Pues podría quedar perfectamente con un top de animal print o una cazadora naranja reflectante, dos de las tendencias más atrevidas de este año. “Probarte la ropa en casa te permite combinar tus prendas y complementos de otras temporadas con tus nuevas adquisiciones y crear todos los outfits que se te ocurran para ir a la última. ¡Y lo mejor es que cada uno será solo tuyo! Nunca te verán por la calle vestida como un maniquí de escaparate ni te cruzarás con otra chica llevando el mismo look”, asegura María Uranga.

2. Te verás ‘bajo una nueva luz’

Muchos probadores tienen una luz excesivamente intensa y espejos poco favorecedores y eso hace que, muchas veces, dejes pasar la oportunidad de comprar prendas con las que “no te ves” cuando, en realidad, puede que te sienten estupendamente. Cómprate todo lo que te guste, plántate frente al espejo de tu casa y pruébatelo todo en tu zona de confort. Descubrirás que hay prendas que te sientan a la perfección, ¡aunque nunca lo hubieras pensado en el probador de una tienda!

3. El límite es todo lo que puedas cargar

¿Dejar prendas porque hay un “máximo” para entrar al probador? Eso se acabó. María Uranga asegura que los límites te los debes poner tú, de esa manera eliges con más criterio: “Si te gusta todo, te gusta todo. En tu casa no hay límites, puedes probarte todas y cada una de las prendas que te hayas comprado de golpe e incluso hacer un pase de modelos delante de tus amigas para que te den sus mejores trucos de estilismo”. ¿Se te ocurre un plan mejor?

4. ¿Colas para probarte la ropa? ¡Nunca más!

Para muchas, una de las principales razones para no comprar en tiendas físicas es hacer la interminable cola para el probador, ya que muchas veces mientras se está en la cola te arrepientes de comprarte algo que realmente te gusta por falta de tiempo, o acabas comprándote ropa sin medírtela y te toca volver a la tienda a descambiarla. En cambio, con un servicio de Personal Shopper online, la ropa llega a tu casa y te la pruebas sin esperas y sin colas. ¡Un sueño de shopping hecho realidad.

5. Nadie te abrirá la cortina sin avisar

¿Cuántas veces te ha pasado que te acabas de quitar la camiseta y alguien te abre la cortina pensando que el probador estaba vacío? Hasta que todas las tiendas implementen el probador con pestillo, estas situaciones pueden seguir ocurriendo sin previo aviso. Sin embargo, la mejor manera de probarte ropa con total privacidad (y comodidad) es en tu habitación; allí nadie entrará sin tu permiso y podrás probarte la ropa una y otra vez con total tranquilidad.

6. El horario lo decides tú (y el tiempo que te tardas también)

Todas tenemos vidas cada vez más ocupadas y cada vez se hace más difícil sacar el tiempo necesario para ir de shopping, bien sea por placer o por necesidad. Cada vez la experiencia se hace más y más estresante por no poder dedicarle el tiempo que quieres a ir de tiendas, mucho menos si tienes que perder media hora esperando por un probador. “Con Lookiero y otros servicios de compra online, tú eliges el momento del día en el que mejor te venga dedicarle el tiempo necesario tanto a hacer el pedido como a probarte la ropa. Puedes hacer el pedido en 10 minutos de tu hora de comer, recibirlo pocos días después en casa y probártelo tranquilamente por la noche”, puntualiza María Uranga.

7. Te volverás la defensora nº1 del shopping online

Di adiós a los remordimientos por llenar el carrito de compra en tu tienda online favorita o por pedirte un Lookiero cada vez que te apetezca cambiar de look. ¡Tranquila! El ‘momento probador’ empieza cuando recibes las prendas. Comprar online es súper cómodo, puedes hacerlo desde casa sin preocuparte por los agobios típicos de las tiendas. Probarte tus nuevas prendas debería ser igual, un proceso relajado que puedas disfrutar cuando quieras. Las compras online y el probador en casa son la nueva combinación perfecta de esta temporada. Online is the new black!

Publicado en: Actualidad