Receta de tiramisú sin lactosa para celebrar el Día Internacional del Café

Los coffeelovers están de suerte, el 1 de octubre tiene lugar el Día Internacional del Café y, para celebrar este día, nada mejor que disfrutarlo en cada sorbo y, por qué no, también en formato postre.

Desde Kaiku Sin Lactosa y su gama de productos sin lactosa, ricos y ligeros, te contamos cómo preparar tiramisú sin lactosa.

Para disfrutar de este reconocido postre italiano, solo hay que hacer una pequeña modificación para conseguir la receta de tiramisú sin lactosa. Los ingredientes son los que manda la tradición: bizcochitos de galleta, café, amaretto, cacao puro y el mascarpone, con nuestra versión sin lactosa y sin notar la diferencia.

Para acompañar este postre y disfrutar más aún de este día, os recomendamos las variedades sin lactosa de nuestros amigos Kaiku Caffè Latte: Kaiku Caffè Latte sin azúcares añadidos y Kaiku Caffè Latte Light. ¡Un día redondo para disfrutar de una de las bebidas más consumidas del mundo!

 INGREDIENTES

400 gr de queso mascarpone sin lactosa (¡te enseñamos cómo hacerlo!)

3 huevos

100 gr. De azúcar

CaféLicor AmarettoBizcochos “Lady Fingers” o soletilla

Cacao en polvo

Para el mascarpone casero sin lactosa:

200 ml. de nata para montarKaiku Sin Lactosa

25 ml. Zumo de limón

Tiempo de preparación: 1h + 24 h reposo

Porciones: para 6 personas.

Paso 1: Cómo hacer mascarpone casero
Hacer mascarpone casero sin lactosa es fácil, pero requiere de un poco de antelación. Sólo necesitas dos bricks de nata para montarKaiku Sin Lactosa y limón. La proporción será 400 ml de nata por 25 ml de zumo de limón. Vierte en un bol la nata, cuela el zumo recién exprimido para que no tenga pulpa y bate con varillas hasta montar la nata. Con el limón consigues cortar la nata y así podemos separar el suero de ella.

Paso 2: colar la nata para el mascarpone

Coloca sobre un colador algunas gasas hasta cubrirlo y vierte encima la nata montada. Apoya el colador sobre un cuenco para que vaya goteando el suero y nos quedemos con una crema más densa. Introduce en la nevera y déjalo en reposo 24 horas.

Paso 3: Bañar bizcochos

Prepara 300 ml de café espresso y vierte todo el líquido en una jarra o cuenco profundo. Añade un chorrito de licor de almendras amargas o amaretto, pero recuerda que este paso es opcional y puedes prescindir de él si no quieres que tenga nada de alcohol.

Paso 4: Separar las claras de las yemas

En un recipiente separa las claras de las yemas. Reserva las claras porque hay que montarlas al punto de nieve y pon las yemas de huevo en un cazo para calentar. Coloca el cazo al baño maría 1 minuto para pasteurizarlas. Añade 100 gramos de azúcar y mézclalo todo bien. Como el tiramisú se hace con huevo crudo, de esta forma evitas cualquier peligro.

Paso 5: Monta las claras y formar la crema

Mientras se enfrían el café por un lado y las yemas por otro, bate las claras de huevo hasta montarlas al punto de nieve. Rescata el queso mascarpone que tenías soltando el suero y mézclalo con las claras sin revolver mucho para que no pierdan esa consistencia vaporosa. Añade también la mezcla de yemas y azúcar y remueve bien hasta crear una crema homogénea.

Paso 6: Bañar bizcochos y montar el tiramisú

Ve sumergiendo los bizcochos en el café sin dejar que se empapen demasiado. Ve colocándolos uno a uno en un recipiente para repostería. Cuando cubras la base de bizcocho, monta una capa de tu crema con mascarpone y huevo y sigue colocando otra vez los bizcochos bañados. Ralla chocolate sin lactosa o espolvorea cacao en polvo y repite la operación hasta que tengas dos o tres pisos y la superficie quede blanca por la crema.

Paso 5: Enfriar, terminar, servir y ¡disfrutar!

Mete el recipiente a la nevera durante toda la noche o hasta que vaya a ser consumido. Cuando vayas a servirlo, espolvorea una fina capa de cacao puro en polvo, puedes emplear un colador para que sea más fácil extenderlo. Corta tu tiramisú, sirve y ¡a disfrutar!

Publicado en: Estilo de vida