Receta de gofres ligeros para no sentirse culpable

Con el otoño recién inaugurado, se complica la fuerza de voluntad para decir que no a esos antojos dulces que vuelven a nuestras vidas en esta época. Para no renunciar a esos caprichos y poder cuidarnos desde Kaiku Sin Lactosa y su gama de productos sin lactosa, ricos y ligeros, proponemos esta receta de gofres ligeros que además no contienen lactosa.

Aunque los gofres belgas sean lo contrario a un bocado ligero, hay formas y formas de prepararlos. Desde Kaiku Sin Lactosa, te recomendamos dejar de lado los dulces ultra procesados y probar a hacerlos en casa. La elaboración de la masa para gofres no tiene mucha complicación y así, además, tú mismo controlas los ingredientes y las cantidades que pones en la mezcla.

 INGREDIENTES

Para 10 gofres

  • 500gr de harina
  • 3 huevos
  • 8gr de levadura seca de panadero o 25gr de levadura fresca
  • 150gr de azúcar (se puede sustituir por tres o cuatro dátiles)
  • 100gr de margarina
  • 100gr de Leche Semidesnatada Kaiku Sin Lactosa
  • 100gr de azúcar perlado

ELABORACIÓN

Pon todos los ingredientes en un bol, ¡menos el azúcar perlado! Si tienes máquina amasadora o batidora con brazo de amasar, la tarea que viene ahora será más sencilla. Mezcla todos los ingredientes bien hasta que quede una textura pegajosa. No le falta harina así que no caigas en la tentación de ponerle más.

Deja reposar la masa para gofres tapada con un paño a temperatura ambiente hasta que haya doblado su volumen. Se recomienda revisar la masa de vez en cuando. Lo ideal es dejarla en torno a una hora.

Una vez haya doblado su volumen, ponemos el azúcar perlado en la masa y mezclamos con cuidado de no aplastar el trabajo de fermentación de la masa. ¿Para qué sirve el azúcar perlado? Es el que da ese toque crujiente al exterior del gofre.

Haz bolas de aproximadamente 100gr. Ponlas sobre la gofrera caliente y deja que se cocinen. ¡listos!

Ya solo tienes que acompañarlos de algún topping saludable: fruta fresca cortada, un poco de canela o cacao puro o, si te animas, una confitura de fruta madura sin azúcar hecha al momento.

Publicado en: Estilo de vida