Prepárate para un otoño unido con la magia de las joyas Dinh Van

La estación del otoño nos envuelve en un cúmulo de emociones cambiantes, que intensifican nuestros sentidos. Es entonces, cuando las joyas de la Maison dinh van reinterpretan nuestro lenguaje interior al fusionarse con nuestra piel.

Las pulseras, anillos y aros de la colección Pulse dinh van en oro rosa y blanco, constituyen el Sumun de la belleza y la elegancia en un diseño, sencillo de formas, intemporal y regio.

En esta colección, esencial en nuestro joyero, la magia de las joyas dinh van consigue el prodigio de transformar la melancolía que nos provoca la tonalidad otoñal en un mosaico de colores, lleno de luz y vida

El collar y la pulsera Menottes dinh van, en oro amarillo y diamantes, atrapa con su original diseño, lleno de fuerza y simbolismo.
La cadena de serpiente acaricia suavemente el cuello o la muñeca con su ondulado sensual y discreto engaste, cobrando vida con el roce de la piel, intensificando nuestras emociones y reforzando nuestra seguridad personal.

Los pendientes de oros blanco, rosa y amarillo, junto a los de oro blanco y diamantes, solos o combinados, forman un río de colores, que fluye lentamente, irradiando belleza y resplandor a su alrededor.
Estos nuevos pendientes provocan un intenso efecto hipnótico por su maxi tamaño, diseño envolvente y suavidad de formas. Atrapando nuestra mirada y transformándola en fascinación.

Sobre Dinh Van
La reconocida Maison francesa de joyería, establecida en 1965 en Rue de la Paix de París, refleja la pasión de su artífice Jean Dinh Van de expresar con su marca el espíritu libre de la joyería, revolucionando el sector y siguiendo una filosofía y un “leitmotiv” centrado en la interpretación de la emoción a través de los objetos cotidianos. Dinh Van ofrece un lujo diario a través de creaciones minimalistas y del minucioso trabajo de la materia y los diamantes, consiguiendo no solo un exterior de diseño, sino un interior para una máxima comodidad, permitiendo que las joyas se conviertan en una segunda piel. Desde su creación, las joyas Dinh Van siguen inscribiéndose en una perfecta e intemporal modernidad.

Publicado en: Actualidad