LA PELIGROSA MODA DE UTILIZAR BIOPOLÍMEROS PARA EL ENGROSAMIENTO DE LABIOS

Aunque parece que el uso de las mascarillas los hayan relevado a un segundo plano lo cierto es que los labios sigue siendo la parte de la cara que más preocupa entre las pacientes de estética.

A muchas personas no le gustan sus labios. Los afroamericanos preferirían, en general, tenerlos más finos, mientras que los anglosajones  acuden a las clínicas estéticas buscando el grosor.  En este asunto, como en todo en la vida, se quiere lo que no se tiene y cuando existe la opción de conseguirlo, se persigue hasta la exageración.

Si hablamos de bocas exuberantes que han marcado tendencia es obligatorio citar, de  oeste a este del planeta a las Kardashian y a Irina Shayk. También, en territorio latino a Skakira y a nuestras Pilar Rubio y Sara Carbonero.

Estas últimas, dentro de una mayor moderación, que coincide con la naturalidad que debe tener como objetivo todo tratamiento estético.

Lo asegura uno de los mayores expertos internacionales en tratamientos estéticos inyectables y medicina antiaging. El cirujano plástico Luis López Tallaj, quien explica que los labios son el área del rostro con mayor demanda global. Es el tratamiento estético facial más solicitado y continúa al alza, a pesar de que en los últimos meses han permanecido en un segundo plano por culpa de las mascarillas. 

La voluminización, la hidratación y la coloración son las tres claves que se encuentran detrás del denominado retoque labial, dependiendo de los gustos y necesidades de cada persona. La primera es la que más interés mediático suscita, y, como ocurre en estos casos, sobre la que es preciso aclarar qué productos son los adecuados en aras de la seguridad del paciente. 

En este sentido, el doctor López Tallaj, recuerda que todavía se sigue poniendo en riesgo la salud de las personas empleando biopolímeros para dar mayor proyección a la boca e insiste en la peligrosidad de estas sustancias prohibidas. La inyección de estos productos en los labios produce la denominada Halogenosis Iatrogénica, que cursa con deformidad, infecciones y hasta necrosis. Lo peor, insiste el experto, es que no se consigue retirar del todo, “ya que la silicona industrial tiene la facultad de atravesar la membrana celular e integrarse al citoplasma, por lo que cambia de lugar y se convierte en una verdadera pesadilla para cirujano y paciente”.

 Para  lograr una boca más gruesa y sensual se debe emplear el ácido hialurónico, la sustancia “más segura que existe y que cuenta con la aprobación de los organismos de seguridad sanitaria de Europa y Estados Unidos”. El ácido hialurónico se infiltra mediante inyecciones de distintas densidades para las diferentes partes de la boca y se puede retirar en caso de que existiera algún problema “mediante la aplicación en la zona de la hialuronidasa, que consigue la disolución inmediata de la sustancia”.

 La hidratación es más sencilla y, además de beber un litro diario de agua, Luis López Tallaj recomienda el empleo nocturno de un serum que contenga ácido hialuronico, resveratrol y ceramidas cutáneas. Para el día, en cambio, bastará con la adecuada protección solar. 

El tercer pilar de la belleza labial, el color, se puede devolver mediante el microneedling, la técnica de reposición del colágeno y la bioestimulación de plasma rico en plaquetas. 

La edad para comenzar a probar estos  procedimientos médico estéticos  debe coincidir con la finalización del desarrollo femenino, pero su mayor pico de demanda concuerda con la aparición de las arrugas peribucales y la pérdida de grosor del labio superior. Estas líneas de expresión se tratan también con ácido hialurónico. 

Cuando en el rostro  aparecen los primeros  efectos de la pérdida de colágeno, esto es, del envejecimiento, la recomendación es que el tratamiento labial se realice en el marco de la armonización facial. Se trata del lifting volumétrico, en el que el retoque de la boca se integra con el del resto de estructuras óseas de la cara y que consiste en la reposición de volumen y reposicionamiento de los tejidos grasos. 

Por último, el director de Puntacana Rejuvenation Center recuerda que  estos tratamientos no son exclusivos del género femenino. Ellos también consumen belleza labial.

Publicado en: Actualidad