La asociación española de cirugía estética no aprecia riesgo en el uso del láser en la estética genital

Según la AECEP, no se ha producido en España ningún caso grave en términos médicos ni legales relacionado con el uso de láser para el llamado rejuvenecimiento genital, a pesar de que este tipo de tratamientos se ha generalizado en las clínicas de nuestro país desde hace más de una década. En palabras de la Dra. Martín Santos, miembro de la junta directiva de esta asociación de cirujanos plásticos y estéticos, “la posibilidad de reacción adversa o complicación existen, como en otro tipo de tratamiento quirúrgico, cuando no están indicados correctamente, ni se regulan a cada paciente en base los parámetros con protocolos ya establecidos ya en la materia.”

Quiere decir la cirujana que este método no está indicado para toda la población femenina, que ha de ser realizado con los dispositivos indicados y por los profesionales cualificados.Es decir, médicos especializados con formación en maquinaria láser, certificados por colegio de médicos correspondiente, por la Sociedad Láser Médico Quirúrgica de España, y por formadores en Ginecología Regenerativa.

Más allá de posibles malas praxis o del uso inapropiado por intrusismo profesional, la AECEP considera contradictorio que la máxima autoridad norteamericana en materia de seguridad médica lance una advertencia sobre daños en el tejido genital, citando “sólo dos casos que han reportado efectos secundarios por complicaciones “.

El presidente de la FDA aseguraba en el reciente comunicado sobre el láser, que ha sorprendido en sectores médicos de todo el mundo, sentirse “muy preocupado por la seguridad de las pacientes”, ante un dispositivo cuya eficacia en relación a la estética “ no cuenta con evidencia científica suficiente”. Por este motivo, Scott Gottlieb, ha solicitado a algunos fabricantes de láser que dejen de promocionarlo como producto de rejuvenecimiento íntimo

Muy al contrario, desde la AECEP se considera el láser un producto útil para mejorar no sólo la apariencia de los órganos genitales externos femeninos al ser un inductor de la producción de colágeno. La doctora Martín Santos añade a este uso su función reparadoraen incontinencia urinaria leve, moderada (ésta en su fase inicial), atrofia vaginal y sequedad vaginal, entre otros. Él rango de utilización en función de las patologías oscila d entre los 30 y los 70 años aproximadamente.

Publicado en: Actualidad