Guía práctica para comer pescado y marisco

Los tesoros del mar son los platos más difíciles de comer, sobre todo cuando se sirven enteros o con espinas y sobre el protocolo a la hora de trincharlos, reducirlos y llevarlos a la boca existen muchas lagunas: ¿el cuchillo del pescado sólo se utiliza para apoyar?, ¿se puede cortar la carne del pescado con él?, ¿comer marisco con tenedor es correcto?. Desde los Montes de Galicia, el #MejorGallegoDeMadrid, te presentamos una guía fácil y útil para comer pescado y marisco, con el fin de eliminar todas tus dudas y convertirte en un comensal de excepción.
unnamed
– El pescado debe comerse siempre con el tenedor y el cuchillo de pescado. De no ser posible, se utilizan cubiertos convencionales siguiendo las mismas reglas de protocolo.
– Si el pescado llega limpio a la mesa, únicamente debe utilizase el tenedor, tanto para comer como para trocear.
– El cuchillo de pescado nunca se utiliza para cortar, ya que la carne del pescado es blanda y se puede trocear con el tenedor.
– Si se sirve entero, se utilizan ambos cubiertos (cuchillo y tenedor de pescado) para separar la cola, cabeza, espinas y piel y se come con el tenedor.
– El cuchillo de pescado debe estar situado al lado derecho del plato con la pala mirando hacia arriba.
– El marisco se toma, la mayoría de las veces, con las manos, aunque el comensal puede ayudarse de unas tenazas para romper las partes más duras, como las patas.
– Si el marisco se sirve preparado, únicamente se come con el tenedor.
– Las vieiras se comen con el tenedor.
– Las ostras se abren con un cuchillo especial y, una vez abiertas, se despega el molusco con el tenedor de ostras.
– Las gambas pueden comerse con cuchillo y tenedor o con las manos. Lo ideal si se utilizan los dedos es utilizar únicamente dos, para no ensuciarse la mano entera.
– Las almejas se comen con las manos, sin sorber.
– Las angulas se comen con un pequeño tenedor de madera.
– El caviar se toma con una cuchara especial.
– Las cigalas se comen con las manos y con la ayuda de unas tenazas y de un tenedor de marisco.
– Las nécoras se deben coger con ambas manos, utilizando las tenazas y un tenedor de marisco. El caparazón se abre con las manos.
– La langosta y el bogavante. Para empezar a comer una langosta o un bogavante, se necesita un cuchillo grande que facilite la tarea de partirlos por la mitad. Una vez abiertos en dos partes iguales, con una pequeña espátula o un cubierto, se saca fácilmente la carne que queda dentro.

Publicado en: Estilo de vida