El artista Dagoberto Rodríguez nos muestra su Geometría Popular

Afirma Dagoberto Rodríguez que “detrás de cada grupo o acción humana, ya sea un baile, asamblea o reunión, detrás de cada conflicto humano, escuadrones militares, desfiles o disposición de trincheras, existe una geometría oculta que visualiza y explica de otra manera nuestras relaciones. Una geometría que nos lleva a formas muy primarias de composición”. Así, en Geometría Popular, el artista juega notoriamente con la importancia de las formas, lo simbólico de las figuras geométricas fundamentales y las cuestiones existenciales de los grupos humanos en la cultura contemporánea.

Con una narrativa sencilla, esta pieza de video aborda la puesta en escena de tres figuras geométricas y como se relacionan y confrontan teniendo en cuenta las diferencias estéticas y simbólicas que existen entre ellas. No dejan de ser las “formas que inquietaron a las vanguardias y místicos en el pasado”, explica el artista.

El vídeo transcurre por tres fases de agrupamiento humano, el cuadrado, el triángulo y el círculo, que describen un esquema narrativo de enfado, paz y sumisión.

El cuadrado, figura de lados y ángulos iguales, se trata una formación igualitaria que es, paradójicamente, generadora de conflictos. En la simbología representa la tierra en contraposición al cielo. En este punto, la obra contiene claras referencias a Cuba: el plano en blanco y negro de las personas golpeándose y discutiendo hace referencia a una de las películas clásicas del cine cubano, ‘Memorias del subdesarrollo’. “Las últimas escenas”, especifica Dagoberto Rodríguez, “cuando Sergio, el protagonista, se pierde en una bronca cubana durante la crisis de los misiles en Cuba año 1962”. Además, añade el cofundador del colectivo Los Carpinteros, “La formación en cuadro recuerda una sociedad organizada verticalmente, donde nadie escapa de los limites impuestos”.

El triángulo es la formación estable, la figura primogénita. El momento de conflicto queda resuelto con la división del cuadrado y la formación de dos triángulos. “Son también dos islas de pensamiento opuesto con una frontera”, Explica el artista. Desde este punto llega la paz y con ella el silencio. La discusión queda mediada por la negociación desde ambos lados.

El círculo es un punto extendido y sus propiedades son también comunes a las del punto: perfección, igualdad, ausencia de división o de distinción. El circulo se considera en su totalidad indivisible, sin comienzo ni fin y sin variación alguna.

Es una metáfora de la eternidad, la perfección, el infinito y lo inasible. Espontáneamente en la pieza, y a través de los negociadores o implementadores de la Paz , se forma un círculo. “El círculo es un nuevo orden donde todos están alineados, como en una célula”, continúa explicando el artista. 

Esta coreografía en la que todos caminan alrededor de un círculo es un posible ejemplo de organización social donde todos cumplimos un rol. El círculo se expande y se contrae pero nadie deja de marchar en el espacio que le corresponde, en una especie de armonía monótona social.

Publicado en: Actualidad Etiquetado con: ,