El cóctel inspirado en Ava Gardner

El centenario hotel acogerá cada mes a un bartender de referencia que creará destilados exclusivos inspirados en los huéspedes ilustres del hotel

El próximo miércoles 24 de febrero se inaugura la nueva línea de Coktails Boutique, a feast for drinks, en el rooftop Alis del renovado Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel.

Desde las 17:30h se podrá disfrutar, en este sofisticado espacio, de una carta exclusiva formada por un cocktail con sello Royal y elaborado por el bartender Yeray Monforte. Para esta primera edición, Monforte se ha inspirado en uno de los huéspedes más especiales que acogió Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel, la actriz Ava Gardner.

La icónica intérprete de Hollywood era reconocida por ser amante de la coctelería. En homenaje a ella, el barista internacional Yeray Monforte inaugura esta nueva línea de guest-bartendering con un cóctel inspirado en el preferido de la americana: Bourbon, Jerez, Champange, chocolate y coco.

Guest –Bartendering

La nueva línea Cocktails Boutique, a feast for drinks, permitirá generar una carta-colección de coctelería que se ofrecerá dentro de la oferta de combinados de rooftop Alis y del bar Carabela del hotel. Además, los huéspedes que lo soliciten podrán disfrutar de estos combinados en formato take away con un kit do it yourself para disfrutar en la habitación.

Así, arranca en el hotel una nueva era de la coctelería que acogerá en los próximos meses a reconocidos bartender como Patxi Troitiño o Alfredo Pernia con un reto por delante: inspirar sus propuestas mixológicas en los huéspedes ilustres de Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel.

Yeray Monforte, el químico de la coctelería

El campeón mundial de Patrón Perfectionists 2018 Global Cocktail Competition y ex bar manager de Dr. Stravinsky en Barcelona, posicionado en el número 25 en The World’s 50 Best Bars 2019, es reconocido por sus combinados inesperados y creativos, que sorprenden en sabor y técnica y enamoran por sus historias. El glamour de Hollywood del siglo XX se cuela ahora en su imaginario.

Su nombre entrará a formar parte de la gastronomía líquida del place to be de la isla de Gran Canaria, tal y como lo ha hecho ya en la capital gracias a su nuevo speakeasy Bad Company 1920, un templo para los amantes de lo ‘prohibido’.

Tragos de autor que amenizarán las famosas puestas de sol canarias y serán punto de encuentro para amantes de la mixología.

Publicado en: Estilo de vida