El Black Detox o cómo los alimentos negros influyen en nuestro cuerpo

Alejandro Cánovas, dietista-nutricionista del hotel Barceló Montecastillo, desvela los secretos del carbón activado

El carbón activado es un aditivo en forma de polvo que se obtiene de maderas, cáscaras de nueces o aceitunas y es el ingrediente que tiñe los alimentos de negro. Se ha puesto de moda como un ingrediente más en la cocina y es una de las últimas tendencias en el mundo healthy como ingrediente purificador porque entre sus supuestos beneficios se encuentra la pérdida de peso y la desintoxicación del cuerpo ya que absorbe las toxinas presentes en el organismo. Pero ¿es realmente beneficioso?

unnamed (17)

Alejandro Cánovas, nutricionista del hotel Barceló Montecastillo, afirma que “el carbón activado es un compuesto vegetal con una superficie altamente porosa, lo que le convierte en un potente absorbente y hace el efecto de una esponja”. Por lo general, la gente tiende a utilizar esta sustancia para limpiar el organismo a modo detoxificador, por ejemplo, después de un periodo vacacional como las navidades o tras una comida copiosa y poco saludable; pero no olvidemos que nuestro cuerpo ya consta de órganos como el hígado, riñones, cuya función principal es eliminar tóxicos de nuestra sangre, ellos son los verdaderos détox.

“Debemos tener cuidado porque un uso frecuente del carbón negro puede ser contraproducente. Una dieta que incluya este polvo negro puede hacer que eliminemos sustancias beneficiosas para el cuerpo como vitaminas, minerales o antioxidante, perjudicando nuestra salud porque esta sustancia no diferencia si lo que absorbe son elementos positivos o negativos para el cuerpo, incluso llegando a producir grandes déficits en minerales y vitaminas”.

Además, Alejandro Cánovas señala que “el carbón negro elimina lo ingerido en el momento, por lo que si decidimos usarlo al día siguiente de una noche en la que hemos bebido grandes dosis de alcohol, o por el contrario hemos cenado más de la cuenta, esta sustancia no tendrá ningún efecto”. Por otro lado, hay que destacar que el uso del carbón activado es especialmente peligroso en alguien que esté tomando algún fármaco porque el efecto se puede ver reducido. “En especial, esto sucede con la medicación para el tratamiento de alguna dolencia crónica como diabetes, hipotiroidismo, depresión o epilepsia”.

Publicado en: Estilo de vida