DOCKERS® une fuerzas con Jon Rose, de «WAVES FOR WATER», en una colaboración de tres años

Ser californiano y el amor por la naturaleza van de la mano. También lleva consigo un espíritu aventurero y una disposición optimista y tenaz ante cualquier adversidad. Ya se trate de un surfista, de un emprendedor de tecnología, de un doctor o de un activista medioambiental, en California la naturaleza calma y, al mismo tiempo, mueve a la acción. Este escenario y su mezcla única de cualidades devuelven ala firma a sus raíces californianas con una emocionante colaboración entre Dockers® y Jon Rose, fundador de Waves For Water, que se extenderá durante tres años.  

Esta colaboración, denominada Work Forward y cuya consigna es «Haz lo que amas y cambia tu mundo»,  nace de la idea de que todo puede lograrse, sin importar lo inalcanzable que parezca en un primer momento, siempre y cuando primen el trabajo duro, el compromiso y el impulso hacia adelante. En palabras de la firma «no es complicado: consiste en dar un paso tras otro hasta completar el objetivo. Y Jon Rose, ex surfer profesional y ahora en la vanguardia de la ayuda humanitaria, personifica este empuje hacia adelante a la perfección y lo combina con una distendida vibra californiana».

Jon Rose para Dockers.

Originario de Laguna Beach, Rose posee esa mezcla única de actitud relajada y perseverancia propias de los nativos de California, cualidades que aprovecha en su vertiente humanitaria y que también le resultaron útiles durante su etapa como free surfer. Aunque perseguir olas en lugares exóticos puede parecer el trabajo ideal, se precisa compromiso, preparación y adaptabilidad. Desplazarte a rincones remotos, negociar con los locales, experimentar otras culturas y, en general, el mero hecho de sobrevivir requieren de una mezcla de cabeza, experiencia y suerte. «En esa época no me daba cuenta», apunta Rose, «pero cuando era surfista profesional estaba dedicándome, al mismo tiempo, a asuntos civiles». No fue hasta que golpeó la tragedia que Rose descubrió la dimensión auténtica de su origen: el 30 de septiembre de 2009, un terremoto de magnitud 7,6 sacudía Padang, ciudad situada en la isla de Sumatra. Por cosas del destino, al mismo tiempo Rose regresaba a dicha ciudad después de un viaje para surfear en las islas Mentawais y llevaba consigo diez filtros de agua.  Aunque su plan inicial consistía en donarlos a un pueblo de Sumatra, al observar la devastación de Padang decidió donarlos a centros de auxilio repartidos por la ciudad. En ese momento Rose, que se encontraba en una encrucijada, sintió la llamada de su auténtica vocación.  


A raíz de ese suceso nació la organización Waves for Water,  cuyo objetivo es contribuir a luchar contra la crisis del agua global. Para ello, proporciona sistemas portátiles de filtrado de agua a las comunidades sin acceso a agua potable; además, construye o renueva pozos y  sistemas para la recolección y el almacenamiento de aguas pluviales. Hasta la fecha, Waves for Water ha proporcionado acceso a agua potable a más de tres millones de personas repartidas en 44 países. Y, mientras Waves for Water ha estado estos últimos diez años proporcionando agua potable por todo el mundo, Dockers®, una marca también californiana, ha pasado también diez años utilizando la técnica Water.

Dicha colaboración también es una forma de provocar un cambio de mentalidad sobre lo que Dockers puede alcanzar. Gracias a los valores que comparten tanto Rose como Dockers (la voluntad de no rendirse nunca, el reconocimiento del poder de las comunidades, el amor por la naturaleza y el deseo de que la justicia social y la sostenibilidad medioambiental lleguen a cada rincón de este planeta), se ha creado una plataforma para inspirar a que otros pasen a la acción. Este es el fin último: crear una reacción en cadena que provoque una transformación auténtica y duradera en todo el mundo. «Lo que me interesa es el compromiso», afirma Rose. «Tenemos las soluciones; sabemos lo que puede lograrse. ¿Quién va a dar el paso ahora y comprometerse? No es necesario ser científico espacial; basta con tener una firme ética del trabajo. Simplemente, si haces lo que dices que vas a hacer, se pueden lograr muchas cosas».

Sobre Waves for Water:
Waves for Water es una organización sin ánimo de lucro de operaciones especiales que contribuye a corregir los desequilibrios que provoca la escasez de agua en comunidades en desarrollo en todo el mundo. Fundada por Jon Rose, surfista profesional, Waves for Water ha coordinado iniciativas estratégicas internacionales de asistencia en catástrofes, para lo que ha trabajado mano a mano con líderes mundiales y socios estratégicos que proactivamente han puesto en marcha cambios globales. Hasta la fecha, se calcula que la organización ha proporcionado acceso a agua potable a aproximadamente 3,75 millones de personas en todo el mundo. Para más información sobre Waves for Water y sus programas, visita http://www.wavesforwater.org

Publicado en: Actualidad, Estilo de vida, Moda