Diurno, un espacio moderno para quienes adoran la cocina casera con un toque vanguardista

En este local del barrio de Chueca, la calidad y variedad nunca fallan. Con un equipo de profesionales ampliamente cualificado y atento, el diurno se ha convertido en una experiencia ineludible para los amantes de la buena cocina. Siguiendo la filosofía de la cocina casera y healthy de sus fundadores Carlos Padura e Iñigo Peralta, Diurno abre una zona especial para poder comer la carta a mediodía.

interior-1-m

interior-9-m

Este nuevo espacio esta situado en la zona ZENtral del local, donde el cliente puede disfrutar de las mejores mesas y de un equipo que cuida con mimo hasta el último detalle. Se presenta una carta más asequible e ideal para compartir y descubrir nuevos e interesantes platos para los clientes con menos prisas. Entre ellos destacan su deliciosa ensalada de brotes Verdes y espinaca roja con pollo marinado en yogurt, con vinagreta de masala, crujiente de quicos y pipas. Sus verduras salteadas con quinoa blanca y roja , pollo marinado con especias y caldo de ave cocido en puchero ó su sorprendente trío de arroces negro integral, rojo thai y jazmín, salteados con magret de pato, setas de otoño, trigueros, mango y frutos secos.

trio-arroces-magret-b

verduras-salteadas-quinoas-pollo-y-caldo-b

El restaurante ofrece otras propuestas Zen entre las que destacan, El Menú del Chef y la Healthy Burger, la hamburguesa más sana del mundo, de ternera gallega elaborada con ingredientes como uvas tintas, cebolla morada, berenjena, remolacha o moras, repletos de poderosos fitoquímicos que protegen nuestro cuerpo de enfermedades y al mismo tiempo lo alimentan.

diurno-2

Por último, para aquellos que disponen de menos tiempo, Diurno ofrece los platos de “ take away” con preparaciones saludables y nutritivas como sus wraps de pollo y aguacate, la exquisita lasaña de atún o su pasta de pesto verde. Diurno se ha asentado durante estos últimos años como el templo de la gastronomía más alternativa de la capital. Un lugar para sentirse como en casa, donde el comer se convierte en un placer mayúsculo para todos los sentidos.

Gustavo Egusquiza para Theomoda Magazine

Publicado en: Estilo de vida Etiquetado con: , , ,