Descubre la simbología de la unión a través de las joyas

Las joyas, desde sus inicios, han estado acompañadas de un mensaje, sirviendo para comunicarse con los demás y transmitir diferentes intenciones o sentimientos.

Además, representan un valor sentimental eterno, que se incrementa con el paso de los años y que en muchas ocasiones marcan un antes y un después. Este valor emocional ha superado en muchos casos a la ornamentación de sus formas para dar paso a piezas más sencillas, con un cuidado diseño y ofreciendo como clave del éxito no solo la calidad de sus materiales, sino también su historia y simbología.

Las creaciones de la Maison de joyería francesa Dinh Van son, ante todo, objeto de deseos y emociones y permiten que cada uno, pueda imaginar su propia historia alrededor de la joya. 

En especial, la icónica colección Menottes dinh van, representada por unas esposas abrazadas que simbolizan un fuerte vínculo de unión entre dos personas, ya sea de amor, amistad o fraternidad, es ideal para un momento como el actual, donde todos debemos sentirnos más unidos que nunca.

Siempre seguirán quedando ocasiones especiales para regalar joyas, aunque cada día son más las personas que optan por comprarse joyas a sí mismas, para celebrar éxitos propios, tanto personales como profesionales.

El empoderamiento de la mujer ha ayudado a que ellas sean las que predominen esta tendencia. Dinh Van nació pensando precisamente en esa mujer independiente, amante de las joyas por su comodidad y versatilidad y por el placer personal de gustarse a sí misma y verse reflejada en las joyas que lleva puestas.

Una joya se revaloriza por el significado que se le concede y el añadido de ilusión que acompaña a la inversión. De ahí la importancia de ofrecer piezas con una historia y simbología adecuadas a cada momento especial, elevando el valor de una joya a su máximo exponencial.

Publicado en: Tendencias