Descubre la firma de moda sostenible hecha en India dedicada al poder de las mujeres

Una de las proveedoras más queridas y admiradas por la firma de moda sostenible Skunkfunk es Anjali, fundadora y CEO de un proyecto de emprendimiento social fundado en 2002 en Pondicherry-India. Lucha por los derechos de las mujeres trabajadoras y por su empoderamiento.

En Pondicherry la fábrica certificada Fairtrade ® (Comercio Justo), GOTS y OCS, genera empleo para mujeres en el sur de la India, produce ropa y accesorios empleando algodón orgánico de manera sostenible y trabaja con el objetivo de transformar Pondicherry y Auroville en las primeras localidades Fairtrade ® (Comercio Justo) del país; una certificación de alcance internacional que garantiza una producción en condiciones de trabajo dignas, la compra de productos a un precio justo y apoya el desarrollo sostenible de la organización productora.

skunkfunk_WDR00673_R7

Tras estudiar el Sri Aurobindo internacional Centre of Education en Pondicherry y vivir en Italia 10 años años, Anjali volvió a la India; decidió dar un giro a esta situación concentrando sus esfuerzos en la creación de una entidad pionera en sector de fabricación de textiles orgánicos.

Hoy, 14 años después, Pondicherry es una compañía dinámica con un alto nivel de responsabilidad e integridad. El objetivo de Anjali fue crear una compañía que garantizase las condiciones ideales para el desarrollo integral del medio ambiente, la sociedad y las personas, centrando sus esfuerzos en la igualdad de género, los salarios justos y la erradicación de la pobreza; misión que logra día a día a través del desarrollo de actitudes, la creación de empleo y el empeño de generar un ambiente laboral saludable para las trabajadoras.

skunkfunk_WDR00672_2x

Las mujeres en la India, consideradas una carga para la familia, son ofrecidas en matrimonio cuando son jóvenes. En Pondicherry seleccionan adultas jóvenes a partir de los 19 años de edad para emplearlas en su fábrica, cada una de ellas tiene acceso una cuenta bancaria y una tarjeta de débito, facilitando su independencia económica y otorgándoles la posibilidad de elegir con quien y cuando casarse. Un comité da voz a las mujeres incorporadas en este proyecto, un espacio de información y escucha que les da la posibilidad conocer cuáles sus derechos, y de este modo identificar y denunciar las malas prácticas por parte del empleador. En los próximos años se plantean generar empleo para 1500 mujeres en la región.

Con un respeto genuino hacia la labor que la fábrica de Pondicherry realiza en la India, Skunkfunk se suma a los valores que Anjali defiende; ambos son muy conscientes de que para sobrepasar las barreras, es necesario un esfuerzo conjunto.

 

Publicado en: Actualidad