Conoce el “flexitarianismo”: una dieta vegetariana que no renuncia a la carne

Si tu alimentación está basada en el consumo de frutas y verduras, pero no renuncias (ocasionalmente) a un buen plato de origen animal, lo tuyo es el flexitarianismo. Lo cierto es que es un estilo de vida con cada vez más adeptos y no es de extrañar ya que se presenta como la dieta definitiva: saludable, rica en nutrientes y fibra y sin restricciones. Bodega de los Secretos, el restaurante situado en la más popular y antigua bodega de Madrid, nos revela las claves de la dieta perfecta y sus beneficios.

www.bodegadelossecretos.com

Calle de San Blas, 4, 28014 Madrid

image015

Ceviche de pescado blanco, guacamole, leche de coco y mango PVP 17 euros

1. 80% dieta vegetariana + 20% animal. Los flexitarianos se alimentan de frutas, verduras, legumbres y cereales, lácteos o huevos, pero no renuncian al pescado, carne o marisco de manera ocasional y en pequeñas dosis.

2. Se diferencia del veganismo o vegetarianismo en que el flexitariano no siente culpabilidad cuando consume algún producto de origen animal. Aunque sí muestra preocupación por el origen y la elaboración de los alimentos, la sostenibilidad y lo ECO.

3. El consumo ocasional de alimentos de origen animal permite obtener los aportes de ácidos grasos Omega 3 necesarios para el organismo, proteínas y la vitamina B12. Además, es una alimentación baja en grasas saturadas y colesterol.

4. Adelgazar sin pasar hambre. Muchos flexitarianos apuestan por llevar a cabo cinco ingestas de comida al día, no muy copiosas. Además, cuando eligen proteína cárnica, se deciden por blancas y magras.

5. Sin “efectos secundarios”. Lo cierto es que más que una dieta es un estilo de vida sin contraindicaciones. Se puede llevar a cabo a cualquier edad y los beneficios no tardan en notarse: más energía, piel más luminosa, sistema inmunológico fuerte…

6. Más ahorro. Al reducir la ingesta de carne o pescado, se puede invertir más dinero en productos agrícolas BIO de calidad y aun así, el bolsillo sigue teniendo un respiro.

Publicado en: Actualidad, Estilo de vida