Chaumet presenta una singular colección de anillos

Desde tiempos remotos, los anillos de boda se han intercambiado en extravagantes ceremonias de todas las culturas. Esta tradición, que ha perdurado en el tiempo, encontró una nueva expresión en el siglo XVI. En este momento, apareció otra forma de pedida y compromiso: El pretendiente podía ofrecer a su prometida un «house ring», una preciosa combinación de tesoro, misterio y eternidad. Como representaciones de fidelidad y protección, estas joyas inusuales reinventaron el discurso romántico, prestando a los sueños una forma tangible y la fuerza de la realidad.


Anillo ‘Quialong‘ inspirado en un palacio imperial en China con una tanzanita central de 13.25 quilates de CHAUMET. PVP: 155.000€ 

Chaumet revive esta tradición amorosa con una colección especial en la que el rigor arquitectónico se une a la pasión. Desde París hasta China, desde Japón hasta Oriente Medio, los anillos “Trésors d’Ailleurs” son un intenso testimonio de la riqueza de las culturas que siempre han inspirado a la Maison. Una declaración virtuosa expresando el savoir-faire del taller de Alta Joyería del número 12, de Place Vendôme. En un equilibrio entre audaces volúmenes y finos detalles, estructuras lineales y curvas femeninas, estos anillos monumentales se asemejan a objetos de arte decorados con una interacción inesperada de materiales y sutiles acordes tonales entre las piedras centrales y laca de ornamentación.


París
Las caras de un diamante o un zafiro rosa brillan como un precioso techo de cristal en homenaje al brillante París de la Belle Époque. El romántico “Oriane” es un anillo  que refleja la tradición de las joyas sentimentales, el cual oculta un mensaje de amor correspondido bajo su estructura de cristal en oro y piedra preciosa.

Oriente Medio 
Azul como un cielo oriental salpicado por las estrellas, la cúpula de lapislázuli de “Shéhérazade” también existe en una versión de malaquita. Desde su cúpula hasta las estrellas representadas por la configuración de sus piedras preciosas, esta creación celebra en cada uno de sus detalles la arquitectura.

Japón
El anillo “Sakura” suma al patrimonio de Chaumet una nueva pieza inspirada en la cultura japonesa. Iluminado por un diamante de dos quilates y oro rosa que evoca flores de cerezo, este anillo con un techo de jade negro se convierte en un precioso talismán de la cultura oriental.

Publicado en: Actualidad