5 ERRORES DE PRINCIPIANTE EN DECORACIÓN

La creatividad y la originalidad, a veces, son incompatibles con el buen gusto y la comodidad. El hogar debe reflejar la personalidad y forma de vida de quienes lo habitan. No obstante, se suele caer en varios errores de principiante e inexperto que pueden resultar en un desastre visual y económico. Dimensi-on, especialistas en arquitectura y diseño de interiores, nos explican los 5 errores más comunes en decoración y nos da algunas claves para evitarlos. 

  1. No planificar la iluminación. La luz es un elemento central en toda estancia. Si no se escogen las adecuadas o se ubican en un lugar indebido, corres el riesgo de no aprovechar al máximo sus beneficios. Además, uno de los fallos más caros es hacer una instalación eléctrica sin tener en cuenta los modelos que se van a instalar. Lo ideal es elegir las lámparas y apliques antes de realizar cualquier instalación permanente. Planificar la iluminación consiste en hacer una estrategia integral que debe incluir desde las ventanas, muebles, puertas y otros accesorios. Elegir una iluminación demasiado intensa, ubicar mal los interruptores, no aprovechar la luz natural, colocar las lámparas a la altura incorrecta… son errores comunes que pueden perjudicar cualquier decoración de un hogar. 
  1. No medir con precisión. Es muy importante medir bien los espacios antes de comprar los muebles. Una habitación con el mobiliario demasiado grande hará que parezca más pequeña y desequilibrada. Otro error es que los muebles sean demasiado pequeños. Lo más importante en decoración es el equilibrio y la funcionalidad, por eso es muy importante no recargar los ambientes, poner el mobiliario necesario y prescindir de accesorios superfluos y que no aportan nada útil ni visualmente.
  1. Seguir al pie de la letra las tendencias. Otro error que se suele cometer es seguir a rajatabla las tendencias en decoración, ocurre cuando no tenemos claro lo que queremos, y nos olvidamos de lo que realmente necesitamos. Lo más importante es preguntarse qué es lo que realmente te gusta, buscar una decoración que te deje realmente satisfecho y que hable de ti, los espacios mejor decorados son aquellos con estilo y sello personal e ignora las normas y tendencias sociales que suelen cambiar tras temporada. Además, muchas casas acaban siendo copias las unas de las otras por el miedo a innovar. La mejor solución es dejarse asesorar por expertos en diseño y decoración de interiores. 
  1. Elegir una mala combinación de colores y estilos decorativos. Aunque tengamos muy claro cómo queremos pintar el salón, el estilo del aseo o la cocina o los textiles del dormitorio, muchas veces esas ideas no combinan unas con otras. No es necesario que toda la casa esté pintada del mismo color o que todos los textiles y estampados sean iguales, pero cuidado con los tonos imposibles y mezclar las tendencias. Una opción exitosa es apostar por una base en blanco, otorga mucha luz y combinado con otros tonos pueden dar mucha expresividad y calidez al ambiente. Lo mejor es abogar por un estilo común al que se pueda añadir alguna pieza o mueble más vanguardista o vintage.  
  1. Colgar mal las piezas de arte. Los cuadros, esculturas y figuras artísticas son un elemento esencial en cualquier tipo de decoración, definen el estilo de cada uno y aportan mucha personalidad al hogar. Un error común es elegir mal su ubicación en la casa, hay veces que se cuelga más cerca del techo que del mueble de debajo, o se coloca una pieza muy pequeña en una pared muy grande, dejando una sensación visual de vacío; la mejor opción es que queden a la altura de los ojos.  Lo ideal es elegir el espacio que necesite más vida y en el que se pase más tiempo como los salones, comedores o dormitorios.
Publicado en: Estilo de vida