3 pistas para redescubrir la magia de la Navidad en la nueva normalidad

A pocos días de que oficialmente dé comienzo la Navidad, las ganas de celebrar esta festividad aumentan a la par que el deseo de saber si será posible festejar estas fechas tan señaladas con nuestros familiares.

Este año más que nunca queremos reunirnos con nuestros seres queridos, aun con la mascarilla puesta y la distancia social de por medio. Queremos ver por quincuagésima vez la reposición de El diario de Bridget JonesNotting HillLove Actually o Eduardo Manostijeras, acurrucados bajo la manta y con algún dulce navideño a mano. Y queremos que las ciudades se vistan de fiesta, engalanadas de luces y todo tipo de abetos, para insuflar un poco de esperanza y alegría en estos tiempos difíciles. 

Con la mirada puesta en adaptar las Navidades a una nueva normalidad, en la que los eventos multitudinarios se sustituirán por reuniones más íntimas y se priorizarán las compras online, toca buscar alternativas de ocio y entretenimiento que cumplan con las medidas de seguridad y huyan de las grandes aglomeraciones. Planes que invoquen el espíritu festivo propio de estas fechas sin perder de vista la situación actual. Algo que Barceló Hotel Group, en su apuesta por la Innovación Experiencial, tiene muy presente a través de Barceló Experiencesla plataforma digital que permite empezar a disfrutar los destinos antes de llegar al hotel y, una vez en ellos, poder sumergirse en su cultura y gastronomía a través de planes diseñados a medida para sacar el máximo partido a la estancia. Desde consumir cultura con absoluta tranquilidad a relajarse en un spa, estos son los tres planesparacelebrar la Navidad 2020 en tiempos de Covid.   

Tres experiencias navideñas que levantan el ánimo a cualquiera

  • Ver (desde otro ángulo) el famoso encendido de luces de Navidad: Uno de los atractivos más populares en España, y en muchas otras ciudades del mundo, es la iluminación navideña. Si te perdiste el encendido navideño de Madrid te proponemos un pase en exclusiva para ver todo su esplendor desde uno de los lugares más privilegiados del centro de la ciudad, el restaurante Somos Garra del hotel Barceló Torre Madrid, ubicado en la misma Plaza de España y cuyas vistas de la Gran Vía son envidiables gracias a la cristalera que lo rodea. Además, su programa We Care About You incluye un plan que refuerza los rigurosos protocolos de salud e higiene ya existentes en sus hoteles, para que los clientes puedan disfrutar de su estancia con tranquilidad. 
  • Descubrir un paisaje de postal desde el cielo: Montar en globo es una de esas experiencias que engrosa la lista de “cosas que hacer al menos una vez en la vida”. Al fin y al cabo, esta aeronave no propulsada hace posible volar y no hay mayor sensación de libertad. Un deseo recurrente para muchas personas que parece natural enmarcarlo en Navidad, esa época del año donde todo es posible y los sueños se hacen realidad. Este en concreto te proponemos llevarlo a cabo en la comarca de Bages, observando el impresionante Macizo de Montserrat (Barcelona) de la mano de Barceló Experiences. Se trata de un plan personalizado, concebido para un grupo máximo de ocho personas, que entre otras cosas incluye un paseo en globo de aproximadamente una hora, un aperitivo para reponer fuerzas y brindar, y una visita al monasterio benedictino de Montserrat para conocer la historia que atesoran sus paredes. Todo un baile de endorfinas  que compartir con tus seres queridos. 
  • Disfrutar de las vacaciones de Navidad en un spa rodeado de montañas: Se trata de toda una experiencia de comunión con uno mismo, pero si encima el spa se encuentra custodiado por bosques y montañas también pasa a convertirse en una experiencia de comunión con la naturaleza. En Boltaña, un municipio de Huesca localizado en el corazón del Pirineo Aragonés, se esconde el hotel Barceló Monasterio de Boltaña, cuyo spa es la mejor opción para relajarse y recargar pilas. Un lugar para dejar atrás el ajetreo de la vida diaria, resolver el déficit de naturaleza que conlleva la rutina y olvidarse de los problemas cotidianos. En definitiva, el destino ideal para una escapada de Navidad. Su balneario cuenta con una gran piscina de hidroterapia con géiseres drenantes, un pasillo de nado a contracorriente, camas de oxigenación de burbujas y tres piscinas en forma de trébol a diferentes temperaturas. A lo que hay que añadir un baño de estilo turco y otro romano, duchas sensoriales con aromaterapia y cantidad de tratamientos entre los que elegir.
Publicado en: Estilo de vida